Mahahual


mahahaul

[feather_share]

Llegando a Mahahual y dirigiéndose hacia la playa uno permanece maravillado viendo un mar dividido en diferentes tonalidades de azul; desde el azul profundo, hasta el turquesa más brillante, según la luz del día.

Su historia:

Mahahual fue un lugar protegido por parte de su comunidad de pescadores, que deslumbrados por la biodiversidad de sus aguas poco profundas y protegidas por el arrecife, encontraron el lugar perfecto para su propia sustentabilidad enfocada en la pesca. El nombre Mahahual se debe a una familia de árboles propiamente endémicos.

Mahahual obtiene su mayor empuje y su mayor visibilidad en los circuitos turísticos gracias a la construcción del muelle de los cruceros, con turistas que desean admirar las maravillas del Caribe llegando de varias partes del mundo, desde entonces, Mahahual se transforma en un destino conocido internacionalmente como Costa Maya.

Pero lo que diferencia a Mahahual de otros destinos turísticos de la Riviera Maya es que sigue siendo un lugar virgen, donde los turistas pueden disfrutar de sus playas practicando algunos deportes acuáticos como el snorkel, kayak, la pesca y el buceo o simplemente aprovechando de tomar el sol con una copa de vino o un cocktail.

Lo que hay en Mahahual:

En Mahahual puedes encontrar alojamento en hotel boutique como la posada Pachamama, donde a diferencia de las grandes cadenas pueden todavía ofrecer un servicio personalizado y de tipo familiar..

En su malecón, se pueden encontrar los clásicos restaurantes playeros, que ofrecen ceviche con la pesca del día, mariscos o langosta, si es temporada, comida internacional y delicias mexicanas. Sugerimos probar los platillos de pez león.

También hay bares donde los turistas pueden dejarse atrapar por la vista del mar turquesa mientras disfrutan de una cerveza helada.

Su población:

Siendo un lugar muy joven su población es muy variada y multicultural con comunidades importantes de europeos y norte americanos, entre éstas una comunidad importante de italianos enamorados del lugar, así como también mexicanos de toda la República y pescadores locales que se quedaron con el paso de los años.